A la hora de plantearnos comprar una primera residencia nos vienen muchas preguntas a la cabeza, sobre todo en una zona donde tenemos playa y montaña a tan solo 5 minutos de la ciudad. Por tanto la primera es: ¿ciudad, playa o montaña? ¿Es una vivienda permanente o mi intención es cambiar con el tiempo? ¿Casa o piso? ¿Grande o pequeño? ¿Cuánto me puedo gastar?

Si quieres comprar tu primera vivienda en la playa y tienes dudas, sigue leyendo porque en nuestro post te presentamos razones de peso para que inviertas en un hogar en la Playa de Gandia a unos precios muy razonables. Haznos casos, porque no te arrepentirás.

Si bien es cierto que las zonas de playa parecen destinos reservados para la época estival, por experiencia os diremos que vivir en la playa durante todo el año es un sueño que no todos convierten en realidad. Si en verano, vivir en la playa es sinónimo de vida, diversión, ocio y mucha gente, en invierno, vivir en la playa es sinónimo de tranquilidad, ambiente acogedor y calidad de vida.

Y es que, poder sentir el olor del mar, notar la brisa mientras recorres kilómetros de fina arena y disfrutar de un amanecer, es saber vivir, y vivir bien. Y a fin de cuentas, qué es la vida sino rodearte de las cosas que nos hacen felices. Porque a pesar de lo bucólico que resulta el hecho de vivir en la playa, hacerlo tiene muchas ventajas no solo para nuestra salud mental y emocional, sino también para nuestra salud física.

Vivir en la playa reduce los problemas respiratorios, mejora la tensión arterial, ayuda a cicatrizar, es bueno para las articulaciones y para la piel, combate las infecciones, pero sobre todo, y lo más importante, te rejuvenece el alma y la mente. Ya puedes haber tenido un mal día en el trabajo, que cuando vuelves a casa, te asomas a la ventana y ves el mar, todo lo malo desaparece para perderte en la profundidad de los tonos azul-verdosos que bañan nuestras costas. Después, todo es calma y serenidad, y lo que venga lo afrontarás con mente positiva.

Y esto no lo decimos nosotros que, afortunadamente, por experiencia lo sabemos, lo dice un estudio de la Universidad de Exeter que concluye que las personas que viven cerca del mar tienen mejor salud que las que residen en la ciudad o en el campo. ¿Necesitas más?

Pero si queriendo vivir en la playa, aún no has encontrado la vivienda perfecta, te lo ponemos muy fácil. Descubre el Residencial El álamo, en el corazón de la Playa de Gandia. Primeras calidades al lado del mar para disfrutar de la vida como te mereces. Ven, te esperamos.